1272-1111 y 01800-712-3320

Salud y Belleza

Cómo elegir el maquillaje ideal para tu tipo de piel

27/ Marzo / 2017

Un pequeño porcentaje de las personas, aproximadamente el 15%, elige correctamente su base de maquillaje y/o polvo facial. Escogerlo incorrectamente no solo hace referencia al color sino que también es muy importante saber cuáles son las características de tu piel para poder elegir el mejor producto. Es muy común que al elegir el maquillaje incorrecto, nuestro color de piel se vea muy diferente, cosa que deja una apariencia de todo menos natural. También se puede cuartear el producto en nuestra cara, la piel se ve muy brillosa e incluso puede obstruir los poros. Tomando en cuenta los siguientes tips al momento de elegir una base y/o un polvo, podremos conseguir el maquillaje ideal que nos haga ver espectaculares y naturales al mismo tiempo.

Tu tipo de cutis

Piel mixta a grasa: Es muy importante adquirir una base de maquillaje que sea libre de aceites. Las bases que cuentan con este ingrediente, provocarán que tu piel se vea brillosa todo el tiempo e incluso se cuarteará el producto.

Piel seca: Mantener tu piel hidratada es la clave para lucir un maquillaje impecable. Existen bases de maquillaje y polvos que tienen ingredientes hidratantes, como lo son las BB cream.

Piel normal: Eres la candidata ideal para poder utilizar una amplia gama de productos. Ya sean polvos, BB cream, bases líquidas y/o base en barra, lo importante es que encuentres un producto que sea delicado con tu piel y que al mismo tiempo te dé el acabado que estás buscando.

Piel sensible: La irritación es muy común al aplicar una base o polvo en cutis sensible, por lo que se recomienda que utilices productos que contengan minerales. Los minerales provocan que la aplicación sea suave y normalmente estas fórmulas son libres de ingredientes irritantes como la fragancia.

Encuentra el tono adecuado

Es más que usual que apliquemos el producto directamente en la mano, pero no sabemos que estamos cometiendo un error. Factores como el sol alteran el color de nuestra piel, dependiendo el área. La cara no tiene el mismo color que nuestra mano o el antebrazo, por lo que es necesario que pruebes el tono directamente en el rostro. Lo ideal es que sea desde la barbilla y hasta el pómulo, para que puedas hacer el comparativo de tu tono natural y el tono de tu producto.

La aplicación también importa

Una vez que cuentes con el producto correcto y el tono correcto, debes aplicarlo profesionalmente. Es necesario que identifiques si tu producto se aplica con borla, esponja o brocha, ya que el acabado que ofrece cada una es muy diferente. Para maquillaje líquido y polvos, se recomienda la aplicación con brocha, ya que es una aplicación más intensa que tiene como finalidad un maquillaje más cargado. Para una BB cream lo más recomendable es una esponja, pues deja una textura mucho más ligera. Al final de cuentas, lo importante es que te sientas a gusto con el acabado.